comer calcots en Barcelona

La historia de los calçots y dónde comerlos en Barcelona

Si vives en Barcelona seguramente ya sabes lo que son los calçots y las calçotadas. Se trata de una cebolla blanca alargada con un sabor dulce que es consumida desde noviembre hasta mediados de abril, siendo febrero su temporada alta. Aunque para comer estas cebollas muchos van al campo o a la montaña, en este post queremos contarte que en Barcelona hay muchos lugares donde comer calçots para que te animes a disfrutar de esta popular tradición catalana.

¿Qué son los calçots?

Es una cebolla blanca (Allium Cepa L.) que se cultiva de una manera especial para que sea alargada. Como adelantamos, este vegetal es uno de los platos típicos por excelencia de la gastronomía catalana, típico de la ciudad de Valls en la provincia de Tarragona, aunque actualmente se cultiva en prácticamente toda Catalunya, e incluso en otras provincias de España y en el extranjero. Su consumo está asociado a la “Fiesta de la Calçotada”, una popular fiesta en la región de Valls en la que se realizan competiciones, bailes y se comen calçots durante dos días seguidos el último fin de semana de enero.

Queremos destacar que el calçot de Valls está protegido por una indicación geográfica, un distintivo de calidad europeo que se otorga a ciertos productos en función de su origen y calidad.

Cuál es el origen de los calçots

La historia de los calçots es todavía una incógnita. La historia más conocida sobre su origen se remonta a finales del siglo XX. Se dice que un agricultor de la ciudad de Valls apodado Xat de Benaiges, quemó sin querer varias cebollas en el fuego que iba a comer. En lugar de tirarlas, el campesino las peló y las probó descubriendo el dulce sabor del vegetal y su tierna textura.

los calçots en Barcelona envueltos en papel periódico
Calçots envueltos en papel periódico al salir de las brasas

A su vez, el calçot debe su nombre a la forma especial de cultivar la cebolla. Para alargarla se debe «calzar» («calçar» en catalán) con más tierra. Es decir, se le añade tierra a su base para que la cebolla tenga que «estirarse» en busca de la luz. Este proceso se repite de dos o tres veces durante su cultivo, para lograr conseguir una parte blanca lo suficientemente larga para comer. La longitud de este vegetal debe ser aproximadamente de 15 a 25 centímetros.

Cómo pelar los calçots para comerlos

Los calçots son normalmente asados y cuando están bien hechos son envueltos en papel de periódico hasta su consumo. Son servidos en un plato o una teja junto a la salsa romesco, un delicioso aderezo a base de tomates de alta calidad, almendras y otros frutos secos. A su vez, los restaurantes que normalmente sirven menú de calçots también incluyen carne a la brasa, costillas de cordero, la típica butifarra catalana, bebida y postre.

calçots con salsa romesco
Los calçots se mojan en la salsa romesco antes de comerlos

Lo primero que hay que hacer cuando uno se dispone a comer una calçotada es ponerse el babero y prepararse para ensuciarse las manos. Para comerlos deberás coger un calçot y pelarlo presionando suavemente su punta y tirando por arriba de la hoja verde que aún tiene. Una vez pelado, debes untarlo en la salsa romesco y comerlo. Un consejo importante es utilizar un babero pues es muy fácil mancharse con la salsa. Recuerda que los calçots son servidos inmediatamente desde las brasas, por lo que comerlos ensuciará mucho tus manos. Sin embargo, vale la pena disfrutar de esta experiencia y tradición catalana.

Restaurantes con menú de calçots en Barcelona

Sin salir de la ciudad, puedes encontrar menús muy completos dedicados a este vegetal. A continuación algunas coordenadas.

L’Antic Forn

Calle Villarroel, 182 o calle del Pintor Fortuny, 28.

Este restaurante lleva casi treinta años trabajando las brasas con maestría para preparar los calçots que traen de El Prat del Llobregat durante la temporada, y a su vez, carnes de ternera o de cordero. Por 35€ puedes disfrutar de su menú de calçots en Barcelona, que además de las cebollas, incluye opciones para vegetarianos o carnívoros y dulces preparados por la casa.

Can Vador

Carrer de Déu i Mata, 69 y Carrer de la Diputació, 367 

Tiene dos direcciones en dos barrios distintos. Uno se encuentra muy cerca de la Plaza Tetuán y el otro en el centro comercial L’Illa Diagonal. Ambos restaurantes no se desvían ni un poco de lo que debe ser un buen menú de calçots. De primero sirven los calçots con la salsa romesco, de segundo carne de cordero o entrecot de ternera. También sirven postres tradicionales como la crema catalana y miel con queso mató. Por 35 euros puedes degustar de este menú con porciones bastante generosas. A su vez, si solo quieres comer calçots puedes pedirlos por 12,50 euros.

Disbarat

Carrer del Montseny, 14

Por aproximadamente 28 euros puedes disfrutar del menú de calçotada de esta taberna típica catalana ubicada en el corazón del barrio de Gràcia. El menú incluye quince calçots por persona (de agricultura ecológica y traídos de Villafranca del Penedés. Los acompañan con una clásica parrillada de carne, bacalao a la llauna o verduras a la plancha. También sirven postres clásicos y otras opciones como el sorbete de limón.

porrón de vino
Los calçots son siempre acompañados con un porrón de vino @mussolrestaurantes

Restaurant Carmen

Carrer de Valladolid, 44

Por 30,90 euros puedes comer un menú de calçotada muy completo en Barcelona, en este restaurante ubicado muy cerca de la estación de Sants y que cuenta con 18 años en la ciudad. Además de la teja de calçots con salsa romesco, tostadas y allioli, sirven una parrillada de carnes a la brasa con patatas al caliu, patatas fritas y judías. Este menú incluye además postres caseros clásicos, vino y café.

Mussol 

Carrer d’Aragó, 261

Los calçots de este restaurante en Barcelona se cultivan a menos de un kilómetro del mar, lo que les hace más dulces, tiernos y menos fibrosos. Por 28 euros sirven una teja con 15 calçots por persona, tres salsas (la tradicional romesco, hummus y pesto), y platos principales de pollo con patatas y butifarra del Montseny. Este menú inclusivo también ofrece opciones para vegetarianos como croquetas de calçots y platos de verduras. Además, por cuatro euros más puedes elegir tener calçots ilimitados durante tu almuerzo. Los cinco restaurantes del Grupo Mussol distribuidos en distintos barrios de Barcelona servirán este menú hasta el 5 de abril.


¿Quieres descubrir más restaurantes en Barcelona? Te dejamos una lista con las mejores recomendaciones del barrio de Eixample. Conoce más descargando easyPick al hacer click en la imagen de abajo.

Descarga-easyPick-y-descubre-restaurantes-en-Barcelona-1

Comentarios 1

  1. Pingback: Cena de San Valentín en Barcelona en los mejores restaurantes- easyPick

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *